miércoles, 17 de febrero de 2016

Kyou No Kira-kun

Título: Kyou No Kira-kun
Autor: Mikimoto Rin
Tomos: 9
Capítulos: 34

Hace poco redescubrí esta manga que me esperaba empolvándose en la computadora, hace un par de años lo estaba leyendo y por razones desconocidas lo deje a la mitad (típico en mi persona), pero esta vez me he puesto en serio con él, vamos a la trama.

Okamura Nino es una chica de bachillerato completamente antisocial e introvertida a la que todos conocen como “La Chica Pájaro” debido a que siempre anda con un pájaro disecado sobre el hombro, pero la verdad es que el loro en su hombro está vivo, se llama Sensei y es su único y más preciado amigo.

Un día durante el descanso Nino y Sensei se encuentran platicando animadamente cuando, para su horror, Kira —el chico popular y cruel de la preparatoria— los ve. Como es lo habitual Kira se porta terriblemente con los dos, pero pronto Nino descubre un secreto que volteara al revés su mundo, en realidad Kira es un llorón, romántico y asustado chico que intenta forzar una imagen de chico rudo… la verdad es que Kira está muriendo, le queda un año de vida y depende de Nino hacer que esos 365 días valgan la pena.

Pues bien, ya la trama suelta un drama tremendo como para ahogarse en lágrimas y ciertamente el llanto esta presentes en casi cada capítulo de esta obra, para no meternos en spoilers les hablare de los protagonistas.
En primera tenemos a Nino, una chica bajita con apariencia de muñeca cuya timidez está dada por un episodio cruel de su pasado, gracias a Kira logra cambiar e interactuar con las demás personas apropiadamente.
Kira, cuando lo conocemos, es un chico popular que gusta de molestar a los demás, pero en cuanto conoce a Nino cambia mostrando lo muy llorón y sentimental que puede ser, un encanto de muchacho en cualquier situación.
Yabe es el rival de amores de Kira, sin embargo —aunque le gusta Nino— parece ser que es un fan declarado de Kira (ya que éste lo ayudo cuando era un otaku que todo el mundo despreciaba), por consiguiente sus lazos de amistad son mucho más fuertes que los de amor.
Por último, pero no menos importante tenemos a Sensei, el loro parlanchín de Nino. Aunque al principio parece la clásica mascota entrometida que no puede faltar al final la maldita bola de plumas te hace lagrimear.

En cuanto a dibujo en realidad es una técnica muy bonita, con trazos bien definidos y líneas delicadas, nada que reprochar en ese ámbito.

Yo le otorgo 8.6/10, es un manga que de verdad disfrute, no tiene los clásicos enredos tontos del shojo si no que la trama gira en torno a las oportunidades que da la vida ante la cercanía de la muerte, la sensación de que el tiempo se acaba y se debe disfrutar la vida en ese momento.

Pero no se asusten, el final es tan rosa como cabría esperarse de un shojo, así que no van a derramar lágrimas al final estén tranquilos… bueno, no muchas. Un beso y que lo disfruten. 

2 comentarios:

  1. Hola!
    Hace tiempo había visto una imagen con una escena, pero no tenía el nombre del manga. A pesar de que a mi los anime románticos no me gustan tanto, los mangas me encantan y con este estoy segura que voy a soltar algunas lágrimas. A parte, el diseño es preciosos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es lacrimogeno pero lindo, ojala te guste, un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.