martes, 28 de mayo de 2013

FullMetal Alchemist




Fullmetal Alchemist
51 capítulos

 Aunque había oído hablar mucho de este anime no me decidí a verlo hasta que estaba en la preparatoria (en los tiempos dónde todavía veía series por youtube). Aún puedo recordar el impacto que nos causo a mi hermana y a mí ver que en el primer capitulo un par de niños intentan revivir a su madre y, como consecuencia por invadir los terrenos de Dios, uno de ellos pierde de manera cruenta parte de su cuerpo y el otro… se evapora por completo… En un último intento desesperado el hermano mayor, Edward, ata el alma de su hermano menor, Alphonse, a una armadura y es aquí donde inicia la aventura.

Fullmetal Alchemist (el alquimista de acero) se sitúa en un mundo de alquimia dónde la regla máxima se basa en el intercambio equivalente: “para ganar algo debes dar algo de igual valor a cambio”. El objetivo de los hermanos es recuperar sus cuerpos, para lo cual Edward ingresa a la fuerza militar de su país convirtiéndose en un alquimista estatal y —según palabras textuales de su carismático y pedante jefe, Roy Mustang— un perro del ejercito.

Donde los sacrificios suelen ser humanos...

La trama pronto decanta en la búsqueda de la piedra filosofal, la piedra mítica que es capaz de cumplir los sueños sin necesidad de un intercambio equivalente… o eso es lo que ellos creen…

Personalmente puedo afirmar que es un anime que tiene de todo, sus momentos dramáticos y tristes que sacan una que otra lagrimilla, comedia con la que no paras de reír y su nota de romance que no puede faltar. Las batallas, dado que parten del uso de alquimia, llevan a extremos bastante creativos a los combatientes quienes tienen que usar al máximo sus capacidades e inteligencia.

Yo le otorgo 9/10 y la certeza de que si se deciden a verlo no se arrepentirán.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.