jueves, 20 de octubre de 2016

Entrevista a Javier Fernández Delgado autor de Cánfranc: última estación.

Como saben hace poco reseñe Canfranc: última estación y luego de sugerírselo el autor ha accedido muy amablemente a una entrevista, ¿el resultado?, madre mía, creo que me dan ganas de volver a leer el libro desde otra perspectiva, pero no me enrollo más. Vamos a por ello.



1 ¿Por qué te decidiste a escribir acerca de esta temática y en ese periodo del tiempo?

La temática relacionada con la Segunda Guerra Mundial siempre me ha interesado. Fue una época llena de acontecimientos y tragedias, donde las virtudes y las miserias del Ser Humano salieron a la luz con toda su fuerza. La posibilidad de plasmar esos comportamientos humanos en una novela resultaba muy sugestiva.

En una ocasión escuché que las personas que vivieron esa conflagración, cada una de ellas tenía una historia digna de ser contada. Eso suponía millones de historias. Solo he querido recordar las vidas de algunas de ellas.


2 ¿Cuál fue el personaje que más te costó construir y por qué?

Albert Le Lay fue un personaje que realmente existió, por lo que intentar ser lo más ajustado posible a su forma de ser y a los actos que realizó, me provocó mucho respeto. En la novela se relatan algunas situaciones que acaecieron en la vida de esa persona, otras están algo noveladas. En ambos casos tenía que intentar reflejar su carácter, pero tal y como era en la realidad.

Dentro de los personajes de “ficción”, Taylor fue un reto. Quería mostrar las reacciones de un hombre sencillo que se ve inmerso en una guerra. Pero a la vez plasmar su determinación para afrontar las dificultades que se le vienen encima, y al mismo tiempo dejar aflorar sus pacíficos sentimientos.



3 ¿Alguna vez te has lanzado en paracaídas? Porque tus personajes lo hacen bastante y de ser yo hubiera estado tan horrorizada como Taylor.

Nunca me he lanzado en paracaídas. Para intentar materializar lo que puede llegar a sentir una persona que jamás lo ha hecho, hice lo siguiente; mientras realizaba un viaje en avión imagine la posibilidad de saltar en paracaídas en esos momentos. Sin existir el ruido que evidentemente se escuchaba en aquellos aparatos, el resultado fue una sensación de revoltijo por todo el cuerpo.


4 En la historia el papel de las mujeres es mínimo, pero muestras dos lados de la moneda, una víctima y una chica decidida y encantadora, ambas muy femeninas, ¿te basaste en alguien para crearlas?, ¿qué querías lograr con ellas?

Con la victima quería mostrar la fuerza que el amor puede llegar a generar en las personas. Sin que importe arriesgar lo que haga falta para conseguir volver a estar juntas.

En lo que respecta a la otra mujer, la joven con carisma. En primer lugar era un homenaje a aquellas que realmente colaboraron como “correos” con Albert Le Lay. Llevando documentos de un lado a otro y arriesgando sus vidas. En segundo lugar, quería reflejar la rebeldía ante aquella sociedad española, en donde una muestra pública de cariño entre una pareja, podría llevar a ambos a la cárcel. Aunque  también por otro lado, intentaba mostrar que la reconciliación de los españoles después de la guerra civil era posible. Incluso a pesar de sus diferencias.


5 Un autor ama todas sus creaciones, pero ¿hubo algún personaje que fuera especialmente querido para ti?

Cuando descubrí quién fue Albert Le Lay y lo que hizo, me quedé fascinado. Primero por sus actos, pero luego, una vez llegada la paz, por su sencillez y humildad. La respuesta a todos los reconocimientos que tuvo fue: “Sólo hice lo que la dignidad me exigía”.



6 De todos los lugares que mencionas, ¿conoces alguno?, ¿podemos ir a visitar algún paraje de los mencionados en tu novela o la estación y demás están solo  en el mundo de la ficción?

Conozco los lugares que aparecen en la novela y he tratado de reflejarlos tal y como son, mejor dicho como eran en la época que se desarrolla la novela.

Mención especial merece la estación de Canfranc, la cual he visitado y recorrido en varias ocasiones. Incluso he llegado a examinar los planos que se utilizaron para su construcción. Pero aunque se describa ese complejo ferroviario con todo lujo de detalles, la primera vez que una persona la observa “in situ”, resulta imposible no arquear las cejas y lanzar un suspiro de admiración. Si además le sumamos el lugar donde está enclavada –un pequeño y estrecho valle en medio de los Pirineos- el estupor todavía es mayor.


7 Es hora de sacar las credenciales, cuéntanos por qué te decidiste a escribir, cuáles han sido tus experiencias, ¿hay novelas por escribirse o ya escritas en el tintero?

La decisión de escribir no se produce en un momento concreto, es una sucesión de circunstancias –y de muchos libros leídos-, que hacen que finalmente te decidas. El “yo también quiero escribir un libro”, es algo que a todo lector en algún momento se le ha pasado por la cabeza.

En mi caso, cuando comprobé que la creación de una historia no me suponía un esfuerzo excesivo. Eso me animó a empezar.

Respecto a si hay novelas por escribirse, eso espero. Por lo menos mi voluntad es seguir haciéndolo. Aunque mi tiempo se reparte entre mi familia, el trabajo, algo de deporte y algún que otro viaje, siempre busco momentos para poder escribir.


8 Una vez que terminas de escribir una novela es hora de tocar puertas, ¿cómo te ha ido en ese proceso?, ¿cómo empezaste?, ¿qué les recomiendas a otros escritores?

Para un escritor, sin referencias ni nombre, creo que es la faceta más difícil. Mis dos primeros libros publicados fueron unas “Guías de Montaña”. En ese caso hablé con una editorial especializada en la materia, les interesó y las publicó. Por supuesto que dentro de mi – y supongo que de cualquier escritor- deseaba hacer lo mismo con una novela, pero era lo que había y estoy tan orgulloso de esas Guías como de mi última novela.

Después opté por los concursos y en uno de ellos quede finalista, el premio era la publicación de la novela. Lo mejor de esa experiencia fue conocer a la persona que organizaba el Certamen. Sin embargo la editorial encargada de la publicación, promoción y distribución, por lo menos en mi caso, no se esforzó mucho e hizo lo mínimo. El resultado, en consecuencia, fue discreto.

Cuando terminé la actual novela hice un intento con una editorial “importante” –donde tenía un pequeño contacto a través de un amigo-, pero no les interesó. Después de ello, dejé que la novela descansara en un cajón.

Transcurrido un tiempo, empecé a darle vueltas a la autopublicación. Pero unida a las posibilidades que ofrecía Internet. Con la ayuda de mi hijo –estudiante de informática en la Universidad-, creamos una página web, un booktrailer de la novela y cuentas en Facebook y Twiter del libro. Después colocamos el libro para su venta en Amazon.

En Amazon existen cientos –igual miles- de libros autopublicados, también se dice muchos de ellos no tienen una calidad aceptable, etc…. pero es una posibilidad que hace unos años no existía y si el libro es bueno se acabará vendiendo. Creo que es de justicia darle una oportunidad a todo el mundo.


9 ¿Dónde podemos encontrar tu novela?

En Amazon, tanto en formato e-book como en papel. 


10 Danos un breve resumen de tu novela y dinos por qué o quienes deben leerla.

El argumento, esencialmente, trata del desarrollo de una operación del Servicio de Inteligencia Británico para trasladar desde Suiza a Gran Bretaña a un científico alemán que ha decidido cambiar de bando.

La parte central de la novela se concentra en la Estación de tren de Canfranc, un lugar que deben cruzar los protagonistas, y que en aquellos años era un hervidero por el que transitaban refugiados de guerra y espías, además de valiosas mercancías muchas de ellas de dudosa procedencia.

La novela esta encuadrada dentro del género denominado “Novela histórica”, por lo todos aquellos que se sientan atraídos por dicha variedad, creo que puede gustarles. También merece la pena su lectura –esta vez a cualquier clase de lectores-, para conocer los acontecimientos que tuvieron lugar en la estación de Canfranc durante esos años. Un lugar que solo por dar un detalle, poseía una doble jurisdicción, española y francesa, a la que se sumaba la ocupación alemana de la parte gala. En definitiva, un verdadero polvorín.


Y hasta aquí con la entrevista, de nuevo gracias al autor por acceder a la misma, me ha encantado.

13 comentarios:

  1. ¡Hola! No conocía a este autor, gracias por compartir la entrevista. :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya! Me has picado la curiosidad café ok que lo buscaré y lo pondré pendiente a leer...

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, hola!^^
    Vaya, que pedazo de entrevista. No había escuchado del autor ni sus obras pero me pareció una persona sencilla y simpática. Definitivamente no descarto el libro. Excelente trabajo linda :*

    -Kelly López

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien me gusto lo sencillo que es, ojala te hagas con el libro, besos

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me ha gustado este tipo de entrada, me parece diferente y entretenida ;)
    Gracias por esta entrada.
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola!! La verdad es que no conocía a este autor pero me encantan este tipo de entradas :)
    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí! Te invito a que pases por mi blog: https://papel-de-tinta.blogspot.com.es/

    Saludos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.