sábado, 30 de julio de 2016

Danza de Dragones

Título: Danza de Dragones
Autor: George R.R. Martin
Saga: Canción de hielo y fuego
Tomo: 5
Editorial: DEBOLSILLO

            Reseña larga así que siéntense y pónganse cómodos. A ser sincera ya había leído Danza de Dragones hace unos ayeres en versión digital, pero cuando mi padre compró el tomo de editorial DEBOLSILLO con ese morado tornasol no me pude resistir a una nueva relectura que aunque no lo crean he disfrutado más que la primera.

Danza de Dragones inicia a la par que Festín de Cuervos, sí, suena raro, pero los dos libros están situados en el mismo lapso de tiempo solo que siguiendo a diferentes personajes; en la recta final del presente tomo todos los personajes convergen otra vez, es decir, Danza de Dragones sobrepasa un poco en tiempo a Festín de Cuervos (aunque no demasiado).

La narración sigue a una serie de personajes con el estilo que el autor nos tiene acostumbrados, en esta ocasión tenemos a algunos principales y otros ocasionales de los que vamos a hablar por separado, pues de cada uno de ellos saldría su propia novela.

Tyrion nuestro ingenioso gnomo fue mi personaje favorito en éste libro; como recordaran luego de Tormenta de Espadas Tyrion estaba intentando escapar de Desembarco del Rey, pues en esta ocasión seguimos sus peripecias cruzando medio mundo y pasando de unas manos a otras ganándose unas cuantas trompadas por hablador. Aunque al principio lo corroe la venganza y las ganas de hacer daño a su familia conforme van pasando sus capítulos vuelve al juego de tronos que sabe jugar bastante bien. Personalmente me gustó mucho la adición que hicieron de Penny no como un interés romántico aunque no me molestaría si así fuera— si no porque creo que cuidar de ella le daba el toque de ternura que Tyrion siempre ha sabido mostrar.

Jon aunque Jon Nieve, ahora Lord Comandante, siempre me ha gustado, desde Juego de tronos siendo un niño orgulloso y perdido, sinceramente creo que si hubiera estado en sus zapatos me hubiera ido a una esquina a llorar. Todo lo que hizo Jon en éste tomo tuvo consecuencias para uno u otro bando, que si ayudaba a los salvajes se ponían eufóricos los Cuervos, que si pensaba en los Cuervos se las veía con Stannis, que si tenía un gigante se caía el mundo. En fin que hubo bastantes quebraderos de cabeza siguiendo a Jon y aunque entendía sus decisiones —producto de su buen corazón en la mayoría de los casos— ciertamente había veces que sus sentimientos amables le jugaban chueco.

Daenerys la niña reina, madre de dragones, quebrantadora de cadenas, etc, etc, nunca fue precisamente santo de mi devoción y aunque admito que me la pasé mucho mejor siguiéndola en este libro que en tomos anteriores lo cierto es que sus decisiones casi siempre me parecieron malas. Entiendo que Daenerys sea alguien noble y esa característica es digna de alabanza, pero o conquista Poniente o conquista Meeren y la Bahía de esclavos, no se puede gobernar el mundo entero. Al igual que en el caso de Jon todo lo que hacía la reina de plata tenía catastróficas consecuencias y fue de su lado del mundo donde vimos más muertes, tripas y sangre —además de unos cuantos asados cortesía de sus dragones.

Theon Con nuestro miedoso Hediondo tengo sentimientos encontrados, si bien cuando era Theon hijo del hierro en Invernalia era bastante pedante no me desagradaba del todo, luego cuando conquisto Invernalia solo pensé que era un idiota, pero a manos de Ramsay empecé a sentir bastante pena de él, creo que lentamente la lastima cada vez más grande que sentía por Theon fue trocando en simpatía hasta que al final sinceramente y desde el fondo de mi corazón quería decirle: ¡Tú puedes Theon! Me parece que este personaje es bastante interesante por los cambios que ha sufrido, muchos personajes en la saga se han mantenido fieles a sus valores y personalidad, pero Theon ha ido cambiando y descubriéndose a sí mismo. Theon representa el miedo del hombre común, ese que te trastorna hasta volverte otra persona y ser (si, hay que decirlo) bastante miserable a los ojos de los demás. De cualquier manera éste personaje me dio uno de los momentos favoritos de toda mi lectura: “—Theon —repitió—. Me llamó Theon. Tengo que recordarlo”.

Davos la Mano del rey Stannis siempre me ha gustado porque me parece un hombre inteligente y con bastante sentido común que de una manera u otra terminó sirviendo a un hombre que no le pega ni con chicle. En éste libro más que nunca la devoción de Davos a su rey es absoluta —a pesar de que todo alrededor parece una causa perdida—. Como he dicho antes es un personaje que me gusta, un hombre común enredado en el juego de Tronos y tratando a toda costa de llevar a cabo su función, aunque tenga que volver a sus días de contrabandista para semejante hazaña.

Bran Lo cierto es que nuestro niño tullido brilló más en la primera mitad del libro que en últimas instancias (donde casi desapareció). Con su pequeño grupo Bran se adentra cada vez más y más en las tierras más allá del Muro lo que nos lleva a un frío atronador y un jovencito que sueña con volver a caminar y encuentra que puede volar si se lo propone. Los capítulos narrados por Bran fueron los que le dieron el toque de fantasía al libro (que a veces parece que estamos en una cruzada a gran escala y nada más). Debido a su característica de Cambia Pieles parece que Bran va a develar bastantes misterios en adelante, pero por ahora digamos que nuestro chico Stark está en entrenamiento.

Príncipe Quentin ¿En serio príncipe Rana?, ¿me hiciste gastar tantos capítulos para eso?, ¿para qué te crearon en primer lugar? Y Ser Abuelo que me conmovió con tantas palabras bonitas en decir que eras barro, mucho mejor que el fuego. Me has desilusionado te lo digo en serio.

Príncipe desconocido. Éste es spoiler así que lean el libro, ¿no les parece que hay muchos príncipes últimamente?

En los capítulos finales volvemos a saber de Cersei (que parece haber recuperado un poco de cordura), Arya (sigues siendo mi favorita Nadie), Jaime (del tipo “me ves, ya no me ves”) y por cierto que se han cargado al Lannister más sensato que existía y ahora sí va a tronar la guerra (porque siempre hay alguien que quiere ver el mundo arder).

Yo le otorgo 9/10, fue un libro que no podía parar de leer y que disfrute muchísimo más una vez familiarizada con todos los personajes. Recuerdo que en su primer lectura hubo partes que me aburrieron, pero en esta ocasión solo me ocurrió con un capitulo narrado por Victarion (como me cae mal ese hombre). Fuera de eso la lectura fue trepidante de principio a fin. Así que sí no se han hecho con él ¿qué esperan? Y para quienes solo ven la serie acuérdense que se están perdiendo de una versión muy, muy diferente que no los decepcionara.

Le dejamos 4 estrellitas en Goodreads

Ficha en Goodreads

8 comentarios:

  1. Hola!
    Vengo a ser una de las poquitísimas personas que no ven la serie ni leyó los libros. Algún día lo haré pero preferentemente cuando el autor termine la saga, no quiero llevarme una sorpresa desagradable. Y la serie... soy una persona vergonzosa con películas y series, así que sus escenas subidas de tono me vuelven un tomate. Voy a superarlo en algún momento :p
    Ah, vi la edición que tenes con brillo metálico, es preciosisimo aunque tiene tantas ediciones esta saga que no se cual es la mejor.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Ojala que si algún día te animas te guste tanto como a mi, besitos

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Amo tanto los libros como la serie y me alegra muchísimo que te haya gustado
    Por cierto, me quedo por aquí :D
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Admito que no me he podido leer los libros, porque el primo que dijo que me los pasaría no ha cumplido la promesa.

    Lastimosamente el tío Martins va anpaso de glaciar... Ojalá terminenel sexto libro.

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría leerlo pero tengo tantos pendientes ahora mismo que no sé si podré...
    Excelente reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.