sábado, 2 de enero de 2016

Dispara, yo ya estoy muerto.

Título: Dispara yo ya estoy muerto
Autora: Julia Navarro
Editorial: DEBOLSILLO

Antes que nada quiero agradecer a la editorial el envió de este libro, muchas gracias. Antes de empezar esta reseña debo decir que será larga y que, ciertamente, esta novela no es para todos los espíritus, personalmente me encanta la historia así que tenía conocimientos de muchas guerras y así no me perdía tanto en la narración, pero para alguien neófito en el tema puede resultar agobiante por decirlo de alguna manera.

Mi recomendación: antes de leer este libro vayan corriendo al canal de Bully Magnets dense un chapuzon en  la revolución rusa, la primera y segunda guerras mundiales y entonces sí, con bastante ánimo iniciemos esta novela. 
El libro es una narración del pasado entre dos personas, Ezequiel, un anciano judío y Marian, una mujer que ha ido a hacer un reporte de la situación en Palestina, aunque al principio ella es agresiva y renuente a cualquier fraternización al final, entre los dos, crean el puzzle de una historia entre dos familias, una judía y una árabe que lograron convivir en medio de un mundo que luchaba por separarlos.

RUSIA
La narración inicia en Rusia, con Isaac Zucker, un hombre judío que intenta sobrevivir con su hijo Samuel, son tiempos difíciles, Rusia se enfrenta a un deterioro cada vez más marcado, el pueblo quiere derrocar a la aristocracia, muchos son los que pelean contra el Zar. En esta primera etapa del libro caemos de lleno en un tiempo de ideas nuevas, donde el socialismo parecía la respuesta, de campesinos y obreros que se reunían a discutir ideas que ponían en peligro sus vidas. La sensación de ésta parte del libro es de revolución, de intriga, de judíos que corrían más peligro por sus creencias religiosas que por sus ideas políticas. De más está decirlo, el final es atroz y deja el corazón cansado y pálido de dolor.


PALESTINA
De alguna manera llegamos a Palestina y ahora nuestro protagonista es Samuel Zucker, en Jerusalen, la tierra prometida, conviven los árabes y los judíos, todo bajo el dominio de los Turcos. Pero la Tierra Sagrada no es lo que se esperaba; Samuel aún tiene en la piel las ideas socialistas y termina reuniéndose con otros judíos y conociendo a quien será su amigo para toda la vida, Ahmed Zaid, un árabe con el que compartirá tierras y también un mismo corazón.
En esta parte conocemos de culturas, de ideas políticas, de guerras que parecen absurdas pero por las que la gente pierde la vida, de amores frustrados por diferencias religiosas, de amigos que se quieren pero que no pueden entregarse por completo debido a que su Dios no es el mismo.

Primera guerra mundial
Los árabes tienen claros sus objetivos, no quieren que les quiten Palestina, se niegan a dejar que más judíos continúen emigrando y comprando tierras que les pertenecen, los judíos solo buscan un sitio para vivir, un lugar que puedan considerar suyo. Cada quien elige partido, Samuel se casa, tiene hijos, fracasa en el amor, una vez, dos veces, tres veces, su historia es tan retorcida que es difícil entenderlo, le tienes simpatía, le tienes rabia, te es desagradable, vuelves a quererlo y mientras tanto la vida sigue.

Segunda guerra mundial
El protagonista ahora es Ezequiel Zucker, el hijo de Samuel, sus amigos son árabes, siempre han sido vecinos y los adora, su mejor amigo es Wadi, nieto de Ahmed, el hombre que le salvó la vida siendo niño. El mundo se desgaja, las potencias pelean entre ellas, Alemania masacra a los judíos, Ezequiel se enlista en el ejército, Wadi también, ambos del lado de Inglaterra, ambos peleando contra Alemania. Vemos batallas, el mundo de un soldado, misiones en encubierto y un final que parece no arreglar nada.


El holocausto
Si hay una parte del libro en el que te cansas de llorar es esta, llore tanto que tenía que dejar el libro por horas para no sentir que me hundía en una melancolía de la que no podría salir. Ver tanta miseria, tanto horror y saber que en realidad ocurrió, que la humanidad fue capaz de tantas atrocidades… Todas las lágrimas del mundo no bastan para tanto sufrimiento.

El final
¿Qué decir?, para resumir diría que árabes y judíos nunca pudieron entenderse y todo se fue al carajo, muertes por todos lados y tú como lector queriendo aferrarte a algo y perdiéndolo al instante, querías golpear a todos, querías sacudir a todos y al final simplemente lo aceptaste, así, que hay ocasiones en la vida que no hay otra opción para salvarse a sí mismo que muriendo o matando.

Yo le otorgo 9.6/10 hubiera sido un libro casi perfecto de no ser por la última página, de verdad, que manera de echar a perder un momento, como si en el último instante todo lo que pasamos, todo lo que leímos no hubiera servido para nada y solo quedara claro que la humanidad seguirá aferrándose a un odio ciego e irracional sin ser capaz de entenderse jamás por mucho que las palabras intenten crear paz.

A lo mejor es que me parezco a Wadi y soy capaz de meterme en la piel de las demás personas, pero éste libro me pareció en ocasiones una muestra de la tozudez y estupidez humanas. Tuve muchos personajes favoritos, llore con ellos, deteste a otros más y al final tuvimos la virtud de perdonarnos mutuamente las heridas.

¿Qué les digo?, llore enormidad, comprendí muchas cosas y otras tantas nadie podría entenderlas sin haber vivido tanto dolor. Como defecto le encuentro que algunas veces te hablaba de política como si tu conocieras las bases de tal o cual enfrentamiento (que a menos que seas un loco de la historia no siempre era fácil de entender), también hubo un momento en que se abusó de la cantidad de personajes, muchos de ellos que apenas se mencionaban y era cansino recordar quien o quien se había casado con cual y qué importancia tenía en todo eso (que al final todo mundo solo sirvió para morirse).

Un libro cruel y muy real. Léanlo, pero tengan la mente abierta y una caja de pañuelos por ahí.



10 comentarios:

  1. jaja no sé por qué, pero el titulo me recordó a Barny de los Simpson jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca lo hubiera pensado, jeje, un beso y gracias por leer

      Eliminar
  2. A mi de momento no me atrae esta mujer, tengo por ahí uno pendiente de ella y quizá cuando me ánime quizá lamente no haberla leído antes. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Pues a mí me ha encantado así que espero que le des una oportunidad, besos

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    El titulo no me atrae demasiado la verdad... pero no sé tal vez podría gustarme :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola
      Pues a mí el titulo me atrajo bastante, un beso, espero que le des la oportunidad

      Eliminar
  4. Lo tengo desde hace tiempo, me lo envió la editorial por error pero aun no me he decidido a leerlo, no sabía que era tan dramático, no sé si me gustará por esa parte, porque soy muy llorica. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es dramatico y si que lloras, pero espero lo disfrutes de todas maneras

      Eliminar
  5. A mi no me gustó tanto. La historia daba mucho de sí, pero la narración me pareció simplona, y no consiguió emocionarme. No pasó para mí de ser un libro más.

    Besooos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.