martes, 26 de mayo de 2015

Shiki



Título: Shiki
Capítulos: 22
Año: 2010

Que a mí el anime psicológico no me va, con Death Note donde se cargaron a mi favorito (¡¿Por qué señor, por qué?!), Darker than Black que me aburrió en la segunda temporada, Pet Shop of Horrors que me durmió en la tercer ova, Evangelion del que solo podía preguntarme, ¿Por qué Shinji será tan patoso? Y otros más que no han arraigado el gusto por el género en mi interior.

Con semejantes antecedentes, ¿Cómo iba a gustarme Shiki?, bueno, tenía vampiros y por lo menos no parecían del tipo que brillaba con la luz del sol y tenía un tío buenorro de portada aunque el cabello de todos parecía tener pegoste de miel para que no se les moviera. Total, termine viendo Shiki porque todo mundo hablaba de Shiki y estaba en esa lista de Tienes que verlo o morirás  (muchos de nosotros no hemos visto Elfen Lied y aun no morimos, pero mejor no tentar al destino).

Así que empecé a verlo, y no miento cuando les digo que vi un capitulo cada dos semanas durante los primeros cinco episodios, ¡era tan jodidamente aburrido! Y de pronto, ¡Zaz! Al sexto capítulo todo se fue cuesta abajo y el protagonista (que tú creías que era el protagonista) no lo era y aquel que se suponía que no podía morir (por el poder de los protagonistas sobre la trama) va y se muere (te maldigo Death Note por iniciar este desmadre).

Entonces, como todo espectador que ve lo que el autor te va mostrando, tomas tu bando y alzas tu bandera contra los mugrientos y desalmados vampiros que van acabándose la población y matando a todos y tratándonos como cerditos al matadero, pero a media trama los humanos se vuelven salvajes (vamos, a los humanos cuando nos aprietan nos encanta volvernos salvajes, hacer rituales sangrientos, matar, destruir, sobrevivir, hacer hordas furiosas) y entonces ante tanta brutalidad vas y dices “anda, pobres vampiros…”; bueno, la verdad no, siempre supe que tenían que morir y apoye a la raza humana hasta el final porque los humanos rockeamos.

El punto es que Shiki presenta las dos caras de una misma moneda, en esta vida nada es simplemente negro o blanco, sobrevivir, morir, la cadena alimenticia, la evolución, los lazos, el espíritu humano, todo esto es cuestionado y arrasado por el primitivo instinto de supervivencia que todas las razas poseemos.
El final, ni les cuento, uno no sabe cómo sentirse con semejante final a ser sincero, pero de alguna manera es satisfactorio.


Así que yo le otorgo 9/10. Y ya lo saben, en medio de una epidemia vampirica crea siempre en su médico, los médicos siempre tenemos la razón, si su médico le pide que tome un hacha y cace vampiros, hágalo, si su médico hace experimentos que aparentan ser inhumanos no lo juzgue, los médicos estamos ahí para usted (guiño de ojo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.