lunes, 17 de marzo de 2014

Retrato en Sepia


Título: Retrato en sepia
Autor: Isabel Allende
Relacionados: 1 Hija de la Fortuna, 3La casa de los espíritus

En Retrato en Sepia seguimos a algunos de los personajes que aparecen en “Hija de la Fortuna”, sin embargo no es necesario haber leído el libro anterior para entender éste (aunque es preferible irnos por orden).

 Nuestra protagonista, Aurora, en realidad no tiene una vida apasionante hasta el momento justo en que una cámara fotográfica cae en sus manos, antes de eso Paulina del Valle, su enorme, glotona y aventurera abuela es quien roba pantalla. Aunque la historia sigue a Aurora y su vida, bastante atropellada y con golpes amorosos que la sobrepasan, las primeras páginas están más centradas en Severo del Valle, el sobrino de Paulina quien después de vivir un tormentoso amor unilateral parte a la guerra y regresa completamente miserable sin saber que un viejo amor espera por él.

La historia de Aurora inicia cuando su madre muere y su abuela materna se la entrega a su abuela paterna siendo una niña, Aurora vive en Estados Unidos un poco después de la era conocida como “la fiebre del oro” y nada la divierte más que seguir a su emprendedora abuela en sus aventuras de comerciante. Pero cuando su abuelo muere su vida cambia, empacan las maletas y se marchan, ahí es dónde Aurora conocerá el amor… o por lo menos creerá conocerlo… 

 Así pues en Retrato en Sepia seguimos a varios personajes que al final convergen en una misma historia entrelazada por lazos de sangre y en medio de eso Aurora lograra resolver un triste misterio con la ayuda de su cámara fotográfica, la evidencia que ella misma ha reunido se encargara de romperle el corazón.

Yo le otorgo 7.6/10 aunque fue un libro bastante ameno lo cierto es que no tiene una gran historia, Aurora, aunque es la protagonista, no consigue calar demasiado en el lector y de hecho son los personajes secundarios los que te ganan con su carisma.

De cualquier manera he pasado un buen rato leyéndolo así que lo recomiendo para quien guste del realismo mágico y claro, de Isabel Allende.

Porque no había razón alguna para que las vacas chilenas no fueran capaces de producir quesos tan sabrosos como los de las vacas francesas, que eran igualmente estúpidas.

6 comentarios:

  1. Tengo que leer algo de esta autora pero es que no tengo ningún libro de ella por casa y no creo que pueda hacerme con nada nuevo comprándolo! jeje al menos por el momento!

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lastima, tiene unos libros muy buenos, éste no es la gran cosa, pero si que entretiene, besitos

      Eliminar
  2. Había oído hablar de este libro, pero nunca me ha tentado cogerlo y leérmelo. De momento lo dejaré en el montón de los de "quizás" :)

    besos!

    ResponderEliminar
  3. A mi hermana le dio por esta autora (le encanta) y tiene todos sus libros. Yo no me he leído ninguno. Empecé La isla bajo el mar y no lo acabé por circustancias ajenas a mí (algún día lo empezaré de nuevo) y he de reconocer que el libro estaba muy bien escrito y la historia muy interesante. Así que no es de extrañar que poco a poco le vaya quitando los libros a mi hermana, y uno de los primeros sería éste que tu has reseñado ya que me lo han recomendado hasta la saciedad junto con La casa de los Espíritus.

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hay un libro que sea maravilloso de Isabel Allende ese es sin duda alguna La Casa de los Espiritus, te lo recomiendo con todas sus letras ;) Besitos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.