martes, 4 de febrero de 2014

Ano hi mita hana no namae wo bokutachi wa mada shiranai

Ano hi mita hana no namae wo bokutachi wa mada shiranai
11 capítulos
2011

Lo sé, el nombre de este anime esta imposible, así que de cariño vamos a decirle “Ano Hana” ya les cuento de qué va la trama.

Seis niños eran los mejores amigos del mundo, hacían las cosas que hacemos los niños cuando tenemos una pandilla, tenían su base secreta, jugaban a ser los guardianes de la paz, correr por el campo, jugar a las escondidas, tontear con fuegos artificiales y ser muy, muy felices. Su líder era Jinta a quien todos llamaban “Jintan” cariñosamente; un tierno amor de infancia empieza a nacer entre él y Menma, una chiquilla amable y dulce, pero… Menma muere.

 La muerte de un amigo, desgarradora, cruel, antinatural cuando se trata de un niño fractura al grupo de amigos y escapando de tan terrible suceso cada quien toma un rumbo diferente en la vida, tratando de olvidar, tratando de no sentirse culpables. Han pasado varios años, ahora todos están en la preparatoria. De todos Jintan es quien peor ha llevado la muerte de Menma, se ha convertido en un muchacho desobligado que no asiste a la escuela, su vida se le va en dormir y jugar videojuegos, del niño líder que era ya no queda nada.

Pero un día algo pasa, Menma se aparece frente a él, tiene el cuerpo de una chica de quince años, pero sigue teniendo la mentalidad de una niña de diez y le pide fervientemente que vuelva a reunir a su grupo de amigos para poder cumplir su deseo y así poder ir al cielo. Jinta está convencido de que es imposible, la gente cambia, los lazos de amistad se olvidan, las risas infantiles quedan en el pasado… ¿verdad?


 ¿Qué decirles?, hacía tiempo que no venía un anime así (de corrido, sin detenerme, en un solo día), cada capítulo tiene su mezcla de diversión, romanticismo, drama, amores mal correspondidos y corazones que duelen un poco, pero por encima de todo este anime me provoco algo increíble, me hizo recordar a mis amigos, a mi pandilla infantil, a esos días de volar cometas, jugar futbol y reír por nada. La melancolía me comió entera y termine llorando a mares en el último capítulo, porque la gente cambia, pero los lazos de amistad se mantienen, está en nosotros recuperarlos.

Yo le otorgo 9.4/10 es un anime hermoso y lacrimógeno en gran medida, pero el mensaje que encierra es precioso. Los amigos son para siempre, la amistad es más fuerte que cualquier otro sentimiento.



6 comentarios:

  1. Sí, también me gustó muchísimo ese anime, muy bueno :)

    ResponderEliminar
  2. Me gustan los animes de este tipo, lo anotaré al a lista :)

    ResponderEliminar
  3. Yo siempre le he querido echar el ojo, pero por alguna razon nunca lo hago, a ver si ya me pongo con el!
    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.