lunes, 10 de agosto de 2015

Principe y mendigo


Título: Príncipe y Mendigo
Autor: Mark Twain

Cuando era niña no tenía muchos libros en casa así que volvía a releer una y otra vez los pocos ejemplares de pastas viejas que poseíamos, hace poco, al quedarme sin libros nuevos he desempolvado esta obra de Mark Twain y he vuelto a disfrutar de ella como cuando era pequeña, ya les cuento de qué va la historia.

Un día nacen al mismo tiempo dos niños, uno es un pequeño granuja, un hijo de ladrones y mendigos que nadie quería ni deseaba, el otro es el niño que toda Inglaterra espera, se trata del príncipe Eduardo, futuro monarca. Ambos niños crecen a su manera, el príncipe entre lujos, pompa y etiqueta, el mendigo jugando en charcos de lodo, siendo golpeado por su padre y con el estómago siempre vacío.

Sin embargo el pequeño mendigo no es un alma vulgar, gracias a un padre ha aprendido a leer, escribir e incluso un poco de latín, se pasa los días leyendo novelas de caballería, de realeza y protocolos y en sus juegos infantiles imagina que es un príncipe a quien todo mundo rinde pleitesía, sus modales se vuelven agradables y su sabiduría crece mientras más se instruye, su mayor deseo es, sin duda alguna, ver algún día a un príncipe de verdad, contemplarlo con sus propios ojos.

La casualidad hace que semejante deseo se cumpla y el mendigo se encuentra con el príncipe, quien, a pesar de su vida de lujos es un muchachito caritativo y amable, aunque peca bastante de arrogancia. Como un juego los niños intercambian su ropa y grande es su sorpresa al darse cuenta de que son tan idénticos que nadie podría decir quien es quien… como sucede a continuación…

Empieza así un trago amargo para ambos, el mendigo diciendo que no es el príncipe sin nadie que le crea y el príncipe siendo tratado como un vulgar mendigo y viviendo las caritativas leyes de Inglaterra en su propia piel.

Yo le otorgo 8.8/10, realmente es un libro muy bonito que deja bastantes enseñanzas, tanto del momento histórico que se vivía como el hecho de que cambiar de circunstancias con otra persona hace que tu vida sea enfocada desde otro punto de vista. Una trama que todo mundo conoce, pero un clásico que nadie debería dejar de leer.

Esta novela también participa en el reto Hombres Protagonistas  así que Príncipe y Mendigo con el príncipe Eduardo y el vagabundo Tom como protagonistas se sitúa en el puesto #4.

10 comentarios:

  1. Los clásicos nunca deben ni deberían perderse, puesto que aportan sabiduría tanto a los niños como a los adultos, además que son muy importantes en nuestra cultura. Una reseña breve, clara y correcta. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Que buena reseña, creo que me paso algo parecido a ti, pues yo descubrí este libro de pequeña en unas vacaciones en casa de mi abuelo y lo amé.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Solo me he leído uno de Twain y me gusto espero darle oportunidad

    ResponderEliminar
  4. Hola! Que recuerdos al ver esta edición del libro! Me ha encantado :)
    Formo parte de la iniciativa blogs asociados y ya te sigo. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Una muy buena resena para una muy linda historia!! Ya sabes que soy tu fan number one!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.