lunes, 5 de mayo de 2014

Dragon Ball Z

Título: Dragon Ball Z
Capítulos: 291
Precuela: Dragon Ball
Año: 1989-1996

Si viviste en México y naciste en los 80’s o 90’s hay una frase que aplica a toda persona habida y por haber  “Si no viste Dragon Ball Z no tuviste infancia”. Así que para aquellos que no contaron con tal dicha y quieran saber del gigante del shonen aquí les cuento de qué va la trama.


Nuestro protagonista, Goku, sigue siendo un muchacho inocentón, alegre y un poco cortito de luces, pero ahora ha dado un paso gigante a la madurez, se ha casado y tiene un precioso niño, Gohan. Contrario a todo lo que pudiera pensarse Goku no está entrenando a su hijo en las artes marciales porque su esposa, Milk, desea que estudie y se convierta en un científico o doctor (y ya se sabe que las mujeres mandan).

La Tierra parece estar pasando por un periodo de calma, pero no tarda en llegar la tormenta, al planeta han llegado unos extraterrestres que dicen pertenecer a la raza Saiyajin, no solo eso, afirman que Goku también pertenece a esta raza. Aturdido Goku se da cuenta de que no es un humano y que su verdadera raza está decidida a acabar con el planeta que ama.

Para defender el planeta Goku tiene que poner su vida en el filo y caer al abismo en más de una ocasión, quienes se presentan como formidables enemigos con el paso del tiempo se vuelven aliados y mientras Goku entrena sin parar la vida va pasando y su hijo se va fortaleciendo en las artes marciales, pues al final se vio obligado a esa vida, ¡eso sí!, sin dejar de lado los estudios.

La serie cuenta con varias sagas que enfrentan a Goku y a sus amigos con nuevos oponentes, cada uno más poderoso que el anterior, no sólo eso, se crean errores y vacíos en el tiempo gracias a una máquina que puede viajar entre dimensiones y que crea enemigos que en cierto espacio no existían.

Y pese a que Goku es el protagonista de la historia su vida no está asegurada y llega a pasar más tiempo muerto que vivo, eso sí, cuando él no está presente sus hijos (tuvo otro niño, Goten) llevan la batuta y, particularmente Gohan, nos muestra la vida de alguien tan poderoso tratando de compaginar sus habilidades sobrehumanas con la vida en el instituto.


Pero claro, que Goku éste muerto no quiere decir que no ande por ahí haciendo sus habituales travesuras y metiéndose en problemas. De una o de otra forma siempre encuentra la manera de estar presente en el momento de la acción.


Yo le otorgo 9.4/10 ciertamente tiene relleno como para morirse (Dragon Ball Kai, su homologo, pero sin relleno, nos lo ha demostrado fehacientemente) pero vamos, todos los niños amamos nuestros recuerdos endulzados con Dragon Ball Z. No solo tiene peleas espectaculares sino que también abarca la amistad, la familia y la vida en pareja (algo que los shonen se niegan a abarcar aún).  Definitivamente un anime que marcó un antes y un después y toda una leyenda.


6 comentarios:

  1. Habré visto la serie millones de veces, sin casi exagerar, incluso las reediciones, siendo niña de los 90, era de visión obligada. Me encantó!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien me la he chutado en un sin fin de ocasiones, un beso

      Eliminar
  2. Mira que no tengo el valor para ver esta serie ahora que ya estoy algo grandesito.. no se siento que arruinaria mi recuerdo de la infancia aunque por otro lado le tengo unas ganas enormes por que se me ponga la piel chinita viendo esta maravillosa serie :3

    En fin ya veré que hago mientras lleno mi cabeza con otros anime XD

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tengas suerte en tus nuevas elecciones ;) Un beso

      Eliminar
  3. Yo también vi algunos capítulos de Dragon Ball, aunque prefería otras cosas...jejeje
    Te sigo y te dejo mi blog por si quieres pasarte:
    http://viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es/
    Un beso^^

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.