lunes, 30 de diciembre de 2013

La ciudad del crimen


Título: La ciudad del crimen.
Subtítulo: Ciudad Juárez y los nuevos campos de exterminio de la economía global.
Autor: Charles Bowden

A ser sincera no quería leer este libro porque más o menos sabía lo que iba a encontrarme, una realidad que quisiera olvidar, una verdad a gritos que preferimos sea silenciada, pero de una u otra manera mi primo me convenció de que lo leyera, aunque no queramos aceptarlo lo cierto es que las cosas relatadas en este libro existen.

El libro es una larga narración acerca de lo que se vive en Ciudad Juárez, en México como país, la frontera norte y Estados Unidos. Ciudad Juárez, para quien no lo sepa, es una ciudad de muerte que muchos localizan en el mapa por su siniestra cifra de homicidios contra mujeres, pero lo cierto es que reparte cadáveres a diestra y siniestra, sin distinción de sexo o edad.


El ejército es representado como una máquina de poder insaciable, el gobierno podrido y poco ducho a la hora de ofrecer acuerdos, los narcos como una bestia oscura que se come todo. Sicarios que cuentan sus historias, su tiempo en la organización, su modo de operar. Asesinos profesionales entrenados por el ejército estadounidense que ven con repulsión a los “nuevos”, esos asesinos de quinta que matan por el afán de matar, porque sí, el asesinato ya es profesión y existen expertos y simples aficionados.

No puedes confiar en nadie y la prensa no puede abrir la boca porque cada suspiro puede ser su sentencia de muerte, estamos en el país de “no pasa nada”, mientras tomas un café tranquilamente en tu casa allá afuera hay cabezas cortadas, cuerpos deshaciéndose en aceite hirviendo, torturas, violaciones… 

Aunque el libro podría tomarse como una larga investigación que pasa de un hecho a otro y menciona a varias personas y sus casos particulares hay un personaje recurrente “Miss Sinaloa”, una mujer cuyo único mérito fue ser guapa (porque la insensatez le sobraba), aunque no se merecía lo que le paso, terminar violada en masa y loca por consecuencia.



Yo le otorgo 8.3/10 a más de la mitad del libro los datos empiezan a volverse repetitivos, la locura que corría desbordada empieza a dar vueltas en círculos, ambos, el lector y el autor, empiezan a sufrir un proceso de desensibilización espantoso. Así que te cuenten que un cuerpo fue encontrado torturado en tal lugar empieza a carecer de sentido e importancia, es espantoso lo bien que el ser humano se adapta a su realidad.

Sin embargo cuando Dios me libera sigo siendo un lobo. No puedo convertirme en un cordero. Sigo siendo una persona terrible, pero ahora tengo a Dios de mi lado” Testimonio de un ex sicario.




4 comentarios:

  1. Hola Janet >< Debo decirte que soy una gran fan tuya, te sigo en fanfiction desde hace unos dos años, tus escritos me enamoran, y tu imaginacion no tiene limites. Justo hoy entre a tus ff para ponerte el follow (por cierto, alli soy yuukistrawberry) y debo decirte que me emocione al ver en tu perfil el link a este blog. Realmente te admiro y soy feliz de encontrarte en blogger ><
    Am, sobre la reseña que escribiste realmente me choco un poco la trama del libro, es decir, uno sabe que existen esas cosas pero igual le choca y creo que es un tanto depresivo leer historias asi porque te desesperas por saber que eso en realidad ocurre, pero supongo que también es bueno porque te abre los ojos.
    En fin n////n sigo estando muy contenta de haberte encontrado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo el sentimiento, a mí tambien me disgusto la trama, porque aunque exista uno quisiera ser ignorante al hecho, pero a fin de cuentas te ayuda a ver la realidad. Un beso

      Eliminar
  2. Me gusta como te expresas por ello te voy a seguir en lo que respecta a la novela me suelen gustar este tipo aunque por cuestión de tiempo no suelen caer en mis manos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.