martes, 16 de junio de 2015

Las vidas privadas de Albert Einstein

Título: Las vidas privadas de Albert Einstein
Autores: Roger Highfield y Paul Carter

Bien, antes de que salgan corriendo nada más ver el título pensando que se trata de algún aburrido libro de escuela quiero que sepan que lo cierto es que a mí me chifla la historia y particularmente me encantan las biografías que son como una novela real (que la única diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe de tener sentido).

Aunque al principio leer este libro fue harto difícil no hay nada como una guardia aburrida en el servicio de pediatría para devorar con verdadera ansía la vida de este inventor que todos recordamos como un viejito desgreñado de apacibles ojos oscuros, ¡nada más alejado de la realidad!

Para empezar Einstein era un niño aplicado, esa historia que ha llegado hasta nuestros días del niño bobo viene de una frase que le lanzó su profesor de griego diciendo que nunca llegaría a ningún lado (y de hecho nunca llego a ningún lado en esa asignatura en específico). Aunque es cierto que de joven estudiaba solo lo que quería por lo que era un genio en ciertas áreas mientras que en otras era un dolor de cabeza para sus profesores, faltaba a clases y por eso cuando termino los estudios universitarios le fue harto difícil encontrar trabajo, además era engreído, egocéntrico y como era guapo también hacía arte de sus encantos para conseguir apuntes de sus compañeras femeninas.
 
En cuanto a su vida amorosa lo cierto es que Einstein buscaba desesperadamente que lo amaran (y en sus cartas románticas era más bien un chiquillo de secundaria que un genio creador de la teoría de la relatividad), pero a pesar de buscar tan empeñadamente el amor lo cierto es que no daba pasión y amor a cambio. Sus relaciones con sus dos esposas fueron tormentosas y con sus hijos, a pesar de su amor, nunca triunfo una buena comunicación.

Algo que la gente de mi generación no sabe y ni siquiera se imagina es que durante la segunda guerra mundial Einstein no solo fue el científico de renombre que todo mundo conocía, los medios de comunicación lo convirtieron en un fenómeno, le pedían su opinión acerca de todo; política, artes, ciencia, espectáculos, era un evento de mercadotecnia en sí mismo.

Pero bueno, parece que estoy criticando la vida de Einstein en lugar de reseñar el libro que aunque parezca lo mismo ciertamente no lo es. Esta biografía no es para un amante de la ciencia ya que va más enfocada al mundo romántico y de relación personal de Einstein, de hecho uno se queda sin saber muy bien cuál fue su papel en la creación de la bomba atómica que destruyó Hiroshima y Nagasaki. En otras palabras esta es una novela romántica de Albert Einstein con sus motitas de ciencia por allí y por allá.

Yo le otorgo 7.6/10, aunque los autores se han documentado bastante bien los textos de cartas originales que nos presentan son escasas, a pesar de que al final del libro nos hablan de cientos de cartas ocultas por ahí. Además los grandes logros de Einstein no son tratados con la importancia que merecen, como dije antes, se queda uno con la idea de no saber exactamente que hizo este hombre por la humanidad o si por el contrario, hizo demasiado y nadie se ha dado cuenta.

Esta novela tambien participa en el reto Hombres Protagonistas  así que Albert Einsten se sitúa como el Hombre #2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¡Bienvenidos Polares!

Gracias por dejar tu comentario, en éste blog se responden todos los comentarios y si tu me comentas yo te comento, que creemos en el dar y recibir.
Diviertete y recuerda volver.